En Colombia el desempleo en las mujeres alcanzó un 13,6% en 2019

De acuerdo con las cifras del DANE, las mujeres en Colombia representan el 51,2% de la población total en el país, y a su vez, el 51,7% de la fuerza laboral o de la población en edad de trabajar, el 43% de la población económicamente activa o de la oferta laboral y 41,1% de los ocupados.

Su nivel educativo, en promedio superior al de los hombres, donde el 35% de las mujeres ha alcanzado un nivel educativo de educación superior o universitario, mientras que para los hombres tan solo el 24% ha alcanzado este nivel. El viceministro de Empleo y Pensiones, Andrés Felipe Uribe, dijo que en Colombia hay 9 millones de mujeres que trabajando en la fuerza laboral.

Las actividades económicas que más emplean mujeres en Colombia son comercio, hoteles y restaurantes con un 33,4%, servicios comunales, sociales y personales con un 31,7% y la industria manufacturera con un 12,8%

El tema del Día Internacional de la Mujer, que se conmemora este 8 de marzo, es “Soy de la generación igualdad: por los derechos de las mujeres”.

El tema es conforme con la nueva campaña multigeneracional de ONU Mujeres, Generación Igualdad, que conmemora el 25o aniversario de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, que fue aprobada en 1995 en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, que tuvo lugar en Beijing, China, y es reconocida como la hoja de ruta más progresista para el empoderamiento de las mujeres y las niñas en todo el mundo.

Uno de los problemas más grandes del mercado laboral colombiano es que el desempleo suele atacar a unos segmentos de la población más que a otros, generando brechas entre grupos que implican la necesidad de trabajar en políticas de equidad en este sector.

Las brechas de género son de las más pronunciadas, pues en general las mujeres suelen tener tasas de participación y de ocupación inferiores a las de los hombres, tasas de desempleo más altas y reciben en promedio salarios más bajos.

En 2019 la tasa general de participación de las mujeres fue 20 puntos inferior a la participación de los hombres, lo que se debe en gran parte a la proporción de mujeres dedicadas a oficios del hogar o al estudio. Sin embargo, pese a que la decisión de participar en el mercado laboral es personal, la tasa de ocupación sí es la respuesta que el mercado da a las personas que buscan trabajo, y esta también está 20 pp por debajo de los hombres.

Las mujeres tienen una tasa de desempleo 32% superior a la de los hombres, quedando en desventaja a la hora de encontrar un empleo. La tasa de desempleo de los hombres se ubicó en 10,5% en 2019, mientras que para las mujeres fue de 13,8%.

Lo preocupante es que, si bien el desempleo general ha caído en 4,4 pp desde el 2010, las brechas entre hombres y mujeres no se están cerrando con la misma velocidad. En 2019, la brecha fue de 3,4 puntos, similar a la diferencia de 3,5 observada en 2010 pero inferior a la de 2018, en donde la diferencia fue de 3,7 pp.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat